¿Quién es el Buda Maitreya?

El Buda Maitreya, también conocido como el buda del futuro.

Maitreya, descrito a menudo como el Buda del Futuro o el Buda de la Bondad Amorosa, ocupa un lugar importante en diversas tradiciones budistas. Es el Buda que vendrá cuando las enseñanzas de Buda hayan desaparecido y el mundo se encuentre en una etapa de declive moral y espiritual.

Su nombre deriva de la palabra sánscrita «Maitri«, que significa «bondad amorosa» o «amistad«. Esto encarna la esencia de la misión de Maitreya en la Tierra: difundir el amor, la amistad y la unidad entre todos los seres.

La idea de Maitreya encarna la naturaleza cíclica de la existencia en el pensamiento budista. Al igual que las enseñanzas de los Budas del pasado se han desvanecido, también lo harán las del Buda histórico, Siddhartha Gautama. Pero este declive cíclico se renueva con la llegada de Maitreya y el consiguiente renacimiento del Dharma. Esto habla de la impermanencia de todas las cosas, un principio central de la filosofía budista.

Para muchos budistas, la promesa de la llegada de Maitreya es una fuente de esperanza. Representa la naturaleza duradera de las enseñanzas de Buda y la idea de que la sabiduría y la compasión siempre encontrarán una forma de manifestarse, incluso en tiempos de profunda oscuridad espiritual.

Origen del Buda Maitreya

El concepto de Maitreya tiene sus raíces en las escrituras canónicas del budismo. El «Cakkavatti-Sīhanāda Sutta» del Canon Pāli (en los cuáles se hace referencia a él como Metteya, que es Maitreya en pali) y ciertos textos Mahayana mencionan a Maitreya como sucesor del Buda histórico, Siddhartha Gautama. En estas escrituras, el Buda Gautama profetizó la llegada de otro Buda en un futuro lejano, que alcanzaría la iluminación completa y enseñaría el dharma puro.

Es en los textos Mahāyāna donde se enfatiza más su papel como el próximo Buda. Escrituras como el «Maitreyavyākaraṇa» predicen su llegada, detallando cómo alcanzará la iluminación y otros detalles acerca de su enseñanza.

Iconografía de Maitreya

En la iconografía budista, Maitreya suele representarse de una manera distintiva que lo distingue de otros budas y bodhisattvas. Su aspecto físico se caracteriza por varios atributos clave, aunque lpueden variar, existen una serie de atributos que podemos encontrar en las representaciones del buda Maitreya:

  • Rasgos búdicos: Suele ser representado con una expresión tranquila y serena, que recuerda a la iconografía tradicional de Buda. Posee una apariencia juvenil, que simboliza la naturaleza eterna de su iluminación.
  • Abhaya Mudra: La mano derecha realiza el Abhaya Mudra, un gesto de intrepidez y protección que representa su papel como guía y su compasión.
  • Dharmachakra Mudra: En su mano izquierda, Maitreya suele sostener el Dharmachakra Mudra, que representa el giro de la rueda del Dharma, símbolo de la difusión de las enseñanzas budistas.
  • Vestimenta monástica: Suele ir ataviado con túnicas monásticas, que representan su compromiso con el camino de la iluminación y la renuncia a los apegos mundanos. Aunque en otras representaciones lleva ropa de la realeza.
  • Tocado distintivo: El tocado de Maitreya suele ser una corona o un turbante adornado con diversos símbolos y joyas, que simbolizan su futuro papel como gobernante y guía universal.
  • Ushnisha: Como otros Budas, también tiene el ushnisha, una protuberancia craneal que simboliza la sabiduría suprema y la iluminación.

Tushita, la Morada Celestial de Maitreya

Tushita es un término sánscrito que significa «contento» o «alegre«. En la cosmología budista, es uno de los seis mundos de los Deva del Kamadhatu (reinos del deseo), situado entre el cielo Yama y el cielo Nirmanarati. Este reino celestial es descrito como un lugar de gran belleza, gozo y, sobre todo, contentamiento. Los seres que habitan en Tushita han cultivado méritos y virtudes a lo largo de muchas vidas, y como resultado, han nacido en este plano celestial donde disfrutan de una existencia pacífica y dichosa. Sin embargo, a pesar de sus placeres, sigue siendo parte del samsara, el ciclo de nacimiento, muerte y renacimiento, y por lo tanto, es transitorio.

Maitreya, el futuro Buda que vendrá a enseñar el Dharma cuando las enseñanzas de Shakyamuni se hayan desvanecido, reside actualmente en Tushita, esperando el momento adecuado para descender al mundo humano y cumplir su misión. En Tushita, Maitreya no está simplemente esperando pasivamente. Según las escrituras, está enseñando el Dharma a los otros seres celestiales que habitan este reino. Se cree que muchos practicantes avanzados y bodhisattvas nacen en Tushita después de la muerte para recibir enseñanzas directamente de Maitreya antes de continuar su camino espiritual.

Esta idea de aprender directamente de Maitreya en Tushita ha inspirado a innumerables practicantes budistas. Algunos maestros y practicantes, debido a su devoción y práctica diligente, aspiran a renacer en Tushita para beneficiarse de esta instrucción directa, lo que ha dado lugar a una serie de prácticas devocionales:

  • Meditaciones y oraciones: Muchos budistas realizan meditaciones y recitan oraciones con la esperanza de renacer en Tushita. A través de estas prácticas, cultivan méritos y establecen una conexión kármica con Maitreya.
  • Estudios y enseñanzas: El papel de Maitreya como maestro en Tushita ha llevado a la composición y estudio de numerosos textos relacionados con él. Algunos de estos textos, atribuidos a Maitreya, son fundamentales en la tradición budista Mahayana.

¿Cuándo aparecerá el Buda Maitreya?

Se dice que la llegada de Maitreya será muy lejana. Las tradiciones ofrecen distintos relatos, pero en general se acepta que Maitreya aparecerá cuando las enseñanzas del actual Buda, Gautama, hayan sido completamente olvidadas y el mundo se encuentre en un profundo declive moral. Su llegada anunciará una nueva era de iluminación, similar a un renacimiento espiritual, en la que el dharma se enseñará de nuevo y se practicará con gran vigor.

La idea de un salvador o maestro venidero no es exclusiva del budismo. Hay figuras similares en muchas religiones, lo que sugiere que la humanidad tiene la esperanza común de un futuro de renovación espiritual. Maitreya, como símbolo de esta esperanza, se ha hecho un hueco en diversos aspectos de la cultura popular. La literatura, el cine e incluso los movimientos de la Nueva Era han hecho referencia o se han inspirado en la idea de Maitreya.

Referencias Bibliográficas

  • Sponberg, A., & Hardacre, H. (1988). Maitreya, the future Buddha. Cambridge, UK: Cambridge University Press.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio